Navidad feliz y segura con nuestra mascota

Se acercan unas de las fechas más señaladas del año y nos preparamos para pasar una Navidad feliz con nuestra familia y, también, con nuestras mascotas. En estos días cambian muchas cosas en nuestro hogar. Decoramos la casa con adornos brillantes y luminosos. Recibimos vistas de familiares y amigos. Nuestras comidas no son las habituales y pasamos largo tiempo en la cocina preparando sofisticadas recetas. En primer lugar, para nuestras mascotas supone un cambio en su rutina diaria que no siempreNavidad feliz - veterinarios mollet toleran con facilidad. Además, hemos de pensar que para ellas es difícil de entender todo el ajetreo que generamos a nuestro alrededor.

Por todo ello es bueno que tengamos en cuenta una serie de recomendaciones y consejos para no descuidarnos de ellas. Con esto tendremos estos días todo más controlado. Con un poco de atención adicional hacia nuestra mascota podremos disfrutar sin preocupaciones de las Fiestas Navideñas.

Cuidado con los adornos Navideños.

Todos esos adornos que cuelgan del árbol son una tentación irresistible para gatos y perritos. Seguro que intentan mordisquearlos y balancearse con ellos. Debes colocarlos lo más posible fuera de su alcance. Una atención especial merecen los cables eléctricos que iluminan las luces del Belén y del árbol. Si tenemos un conejo ya sabremos de su afición a roer cables. Es por ello que os rogamos encarecidamente que se desconecten las instalaciones luminosas cuando nuestra mascota esté sola en casa.

Plantas tóxicas peligrosas.

Otra fuente de problemas es la decoración con plantas habituales en Navidad. Algunas de estas plantas son venenosas en mayor o menor grado y pueden producir intoxicaciones a nuestra mascota. Debemos pensar que su colorido y el aspecto apetitoso de sus frutos resultan irresistibles para nuestros amigos peludos.

Las plantas típicas de Navidad que nos pueden dar problemas son:

  • La Flor de Pascua o Poinsetia (Euphorbia pulcherrima). La savia de esta planta es como un látex lechoso irritante en contacto con los ojos. Si se ingiere se producen diarreas y vómitos con dolor intestinal. El resto de partes de la planta también son tóxicos en menos medida.
  • El Muérdago (Viscum album). Los frutos, que son unas bayas pequeñas de color blanquinoso son moderadamente venosos. Según la cantidad consumida presenta un cuadro con convulsiones, taquicardia y dificultad respiratoria.
  • El Acebo (Ilex aquifolium). Son venenosas las hojas y los frutos rojos. La ingesta de una pequeña cantidad de bayas provoca trastornos gastrointestinales y vómitos. Si son muchos puede llegar a una deshidratación severa.

No darles alimentos humanos.

En estos días todos cometemos excesos con las comidas. Es por esto que debemos resistir la tentación de darle a nuestra mascota alimentos que son exclusivos de nuestra dieta. Nos es difícil soportar esas miradas suplicantes de nuestros amigos peludos cuando estamos sentados en una mesa navideña. Pero debemos ser conscientes de que muchas de las delicias gastronómicas para nosotros pueden ser peligrosas para ellos.

  • Nada de polvorones, turrones ni frutos secos.
  • El chocolate es un alimento prohibido, no sólo por que contiene azúcar, si no también por la presencia de teobrimina que es tóxica para los perros.
  • No es una buena idea que nuestra mascota empiece el año tomando las uvas. Esta fruta afecta el funcionamiento de sus riñones.
  • Tampoco debemos servirles las sobras de nuestros guisos.

Desde Manescalia queremos desearos una Navidad feliz en compañía de vuestra familia y de vuestras mascotas.